La vocación suspendida

Inspirada en la novela homónima de Pierre Klossowski, la historia plantea un análisis de orden teológico en el cual se involucran ideas consagradas que empiezan a tambalearse en una comunidad religiosa, donde un sacerdote es sospechoso de ser un agente doble. La película fue filmada en blanco y negro y a color y en ella participan actores de dos repartos diferentes.