É na Terra não é na Lua

Entre la Tierra y la Luna se acumulan miles de historias. Un poco menos son las que encuentra Gonçalo Tocha en el viaje que emprende dentro de la Isla do Corvo, al oeste de Portugal, la isla más pequeña del archipiélago de las Azores, suficientemente adentrada en el Océano Atlántico como para perder contacto con la modernidad y las grandes ciudades, y mantenerse suspendida entre un continente y otro, entre dos tiempos. Guiada por la curiosidad y por el azar, la película se construye en base a cada una de esas historias que el lugar ofrece, por los impactantes espacios físicos y por las relaciones íntimas que se forman entre los habitantes y quienes los visitan. Película-diario, dividida en 15 capítulos, que se desplaza con absoluta libertad entre la intimidad que permite ese formato y la grandeza que ofrecen los paisajes costeros portugueses, con un equipo de rodaje reducido a lo mínimo y necesario (una cámara y un sonidista) para enfrentar 500 años de civilización. (extraído de BAFICI.gob.ar)